NUEVO :) ITINERARIOS 2013
   
 
blog Nos lo pasamos bien ! Información y reservas info@terraderucs.org
Tel 687 569 631
   
 

«Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut umbra». El tiempo vuela, como las nubes, como las naves, como las sombras.

   
 
   
 

Sentires de un viaje

   
 

Caminar a paso de burro, viajar con el Sol, dejar que el tiempo transcurra a su ritmo y dejarte llevar por la naturaleza.
Aprovecha el discurrir del riachuelo, deja que sus fugaces remolinos acaricien tus cansados pies… siente el latir de tu corazón, el fluir de la sangre, el paso sutil del aire que te da la vida.
Escucha  a tu propio microcosmos que alberga el cosmos integro, eres mineral, energía, pensamiento, creencia y polvo de estrellas, fúndete con la infinidad que te rodea.

   
 
   
 

Las verdes hojas del fresno y la hierba del prado, se convierten en el mejor regazo. Estírate, contempla el cielo, adivina formas en las nubes.
Piensa… o no pienses en nada,  forma parte de la tierra, respira profundamente y déjate llevar por las sensaciones…  Vive el aquí y el ahora, saborea este instante fugaz, único e irrepetible. Observa aquel pájaro, aquella flor, el rastro del jabalí… y percibirás mil mundos todos iguales y diferentes a la vez.

   
 
   
 

Vienes de un pasado

 

 

 

Tierra de conquistadores y conquistados, de mestizajes,  de calzadas romanas y caminos cataros, de guerras y paces.
Estas caminando sobre la misma tierra que pisaron tus antepasados, observa aquellas ruinas ahora silentes y envueltas de musgo, aquí vivió gente como tú, a veces con el ánimo en el cielo otras en el suelo…iluminándose con lámparas de aceite,  calentándose con la lumbre y cultivando la tierra a expensas de sequías y lluvias…

   
 
   
  Caminos polvorientos y  húmedos senderos…
   
 

Clip, clap, clip, clap… fugaz parada de “Tro” para mordisquear verdes tréboles a pie de camino y nuevamente clip, clap, clip, clap, clip, clap…
A paso de burro, caminando entre soles y sombras, vamos oteando cimas y sumergiéndonos en umbríos valles.

   
 
   
 

Una breve parada en el camino

   
 

Comemos pan y fruta para reponer fuerzas, mientras “Tro” con su peludo hocico, suave y calentito, va escogiendo los brotes más tiernos del prado.  
Las orejas tiesas, la mirada fija… esperando un trocito de pan o la sabrosa corteza de la manzana.

   
 
 

 

  La tarde nos anuncia la noche…
   
 

Seguiremos caminando, formando parte de lo que nos rodea, quizás conversando, quizás saboreando silencios…
El Sol ya está en su cenit, breve parada, comida y seguimos camino…la tarde alarga ya las sombras, empezamos a buscar aquel espacio que nos acogerá durante la noche, quitamos albarda, bolsas y correajes, ”Tro”, empieza su verde cena.
Con la ilusión de cobijarnos, en un seno materno de finas paredes de tela… ¿Montamos la tienda de campaña?   
¿Preferimos dormir, envueltos por la noche,  en una habitación de techo infinito pintada de estrellas?
Quizás nos espera la mullida cama de una casa rural…
Preparamos la cena, sopla una suave brisa, últimos rayos solares y primeras estrellas, observamos constelaciones. 
Va apareciendo un  suave cansancio que nos envuelve, fundimos a negro y empezamos a discurrir por los etéreos caminos del sueño.