NUEVO :) ITINERARIOS 2013
   
 
blog Nos lo pasamos bien ! Información y reservas info@terraderucs.org
Tel 687 569 631
   
 
Por si nos visitas estos días, encontraras en plena floración y entre otros muchos colores los botones amarillos del tanaceto, los azules y añiles de la escabiosa, Si, no, si, no, si, podrás deshojar margaritas... y oler el fresco perfume a hierba, de las retamas, mientras te comentamos las propiedades medicinales de cada una de ellas.
   
 
   
 

Te proponemos un paseo por los sentidos, todos los colores del verde, su contraste con rojos, amarillos, azules …
Oler el perfume intenso de la “Lavándula stoechas” comparando, la similitud de sus formas, con la cabeza de un burro, cuyas largas orejas, quedan dibujadas en sus pétalos de color violeta.
Su nombre popular en catalán (Cap d’ase) significa cabeza de burro. 
Podemos informarte donde encontrarla y olerla,  si vives en un medio urbano, puedes tener una maceta en tu ventana, te dará los buenos días y su intenso perfume te aportara nuevas energías. 

 

 

 
   
  Quizás, con suerte y al pie de un riachuelo podemos encontrar “Marrubium vulgare” (menta de burro) y prepararnos una deliciosa infusión.
 

 

 
   
 

Degustar en tu ensalada unos germinados de alfalfa, de sabor fuerte y contundente, una planta que como sabrás, es una autentico manjar para los burros, que deben tomarla con moderación para evitar cólicos.

   
 

Hablando de alfalfa... en una ocasión, acompañado de mi burro, estaba caminando tranquilamente por una pista forestal.
 “Tro”, cargado con sus alforjas, mantenía un paso lento pero constante. De repente,  sin previo aviso, y ante la verde tentación de un campo de alfalfa, echo a correr sin control, desgarrando las alforjas, con los arboles que encontraba a su paso, antes de llegar a su preciado objetivo.

 

El, llego a saborear los tiernos brotes y yo aprendí una lección que desde entonces práctico con éxito, se trata de “pensar” con mentalidad de burro, es decir… anticiparnos a sus posibles reacciones:

 
La parada para mordisquear unos brotes de alfalfa a pie de camino, el inicio de un trote imprevisto ante una bajada, la elección del camino equivocado ante una bifurcación y un largo etc. que iré comentando.
 

También en este apartado comentaremos algunas recetas de tipo vegetal para que puedas degustar los sabores de la naturaleza, como los burros, o sea sin conservantes  ni colorantes.

   
   
 

Para hacer boca…

   
 

Rebozados de  flor de sauco

   
 
   
 

Ve al campo, recoge flor de sauco  la encontraras en sitios húmedos, ruinas de casas de campo  abandonadas, cerca de los cauces de los riachuelos, intenta recolectarlas en lugares alejados de carreteras, caminos polvorientos, lugares insalubres.
Antes de cortarlas, sniffffff…. aspira su delicado perfume.
Córtalas desde el tallo, dejándolo largo.
A ser posible cocínalas pronto.
Con huevo, harina y un poco de sal prepara una masa para rebozar.
Aceite caliente y freír al punto, evitando que se tuesten, mejor algo “crudas” que fritas en exceso, pues así conservaremos sus aromas.
Para que eliminen el máximo de aceite, colócalas en una bandeja con una base de papel absorbente.
Puedes elaborarlas en versión dulce… una vez fritas, añádeles unas gotitas de miel
Siéntate, relájate…llévatelas a la boca y desde tu paladar  aspira su aroma
Comparte este momento con las personas que estén a tu lado, si las ha cocinado otra persona valórale el esfuerzo, cocinar también es una forma de querer.
Como decía Ruth, “en esta casa, y de forma alternativa, uno cocina y el otro dice: "que rico !“

   
   
  Ensalada de amapolas silvestres
 

 

 
   
 

Rico, sencillo y cargado de vitaminas
Recolecta pétalos de amapola, evita corola, tallo y pétalos algo mustios, alíñalo con aceite de oliva y sal al gusto
Disfruta viendo su color rojo encendido y su delicado sabor.
En según que lugares es difícil encontrar amapolas no tratadas con pesticidas ya que acostumbran a acompañar a los trigos, estas son consideradas malas hierbas.
En la próxima primavera sembraremos amapolas no tratadas químicamente, por cierto cerquita de donde viven nuestros burros,
Si nacen te podremos suministrar

   
 

Dulzura de Borraja

   
 
   
 

Sencillo
Recoge hojas de borraja, rebózalas con mezcla de huevo y harina, con papel absorbente retira el exceso de aceite
Calienta un poquitín de miel y riégalas abundantemente
Calentitas, calentitas…. saborea su fuerte sabor mezclado con la dulzura de la miel
Todo un manjar!!!

   
 

Iremos añadiendo colores y sabores,
Por cierto, si sabes de recetas envíalas acompañadas de su  correspondiente foto…(la del vegetal) y la tuya!! Y mejor aún si son inventadas y elaboradas por tu mismo/a
Si quieres, podemos ser tus catadores
Gracias